Boca. Los tobillos de Cristian Pavón: la historia detrás de una lesión que se resuelve con una operación demorada

Cristian Pavón debe operarse. No hay otra alternativa. Esa es la única manera que tiene el delantero de Boca de dejar en el pasado un problema que sufre desde hace al menos tres años: una fibrosis (sobrehueso) en la parte posterior de sus tobillos, que le genera dolor en esa zona. Sin embargo, los días pasan y la intervención se retrasa. Y, como es lógico, también se posterga la rehabilitación, algo que altera la planificación de Boca.

¿Qué es lo que ocurre? Según le confiaron a LA NACIÓN desde el círculo íntimo del futbolista, es el propio cordobés el que posterga la decisión de pasar por el quirófano. Porque si bien la molestia está, tampoco parece impedirle entrenarse ni jugar (el sábado integró el equipo suplente en el amistoso frente a Talleres). De hecho, el gran nivel que tiene Kichán en cada práctica desde que se sumó a Boca a comienzos de año entusiasmó a Miguel Ángel Russo, que habló con él, y le aseguró que lo quiere en el equipo.

En el medio también trascendieron dos informaciones incorrectas. La primera estuvo referida a un supuesto impedimento del club para autorizar la intervención. Falso. Según pudo averiguar LA NACIÓN, tanto el Consejo de Fútbol, como el cuerpo técnico y el departamento médico están a la espera de que Pavón defina cuándo operarse.

Además, se dijo que el delantero fue presionado para que se infiltre y juegue con esa molestia hasta junio, para entonces sí aprovechar el receso por la Copa América e intervenirse. También es algo que le descartaron a este diario. Porque además, a diferencia de otra época, hoy una infiltración de corticoides es considerado doping.

El contrato de Pavón estipula un dólar a 40 pesos
El contrato de Pavón estipula un dólar a 40 pesos Fuente: AFP

La única mueca de fastidio que genera la situación en el Consejo de Fútbol es algo que sólo se redujo a una pregunta lógica: «Si llegó a la Argentina a comienzos de noviembre, ¿por qué no se operó cuando volvió? Ahora estaría recuperado…

Lejos de seguir dando vueltas sobre un escenario que ya no puede revertirse, el foco está puesto en el futuro cercano. Todo Boca quiere que Pavón se opere lo antes posible. ¿Por qué? Para que se rehabilite con el tiempo justo y Russo pueda contar con él para el inicio de la etapa de grupos de la Copa Libertadores, previsto para el 21 de abril.

También es sabido que el delantero cordobés quiere emigrar, entre otros factores por el bajísimo precio que tiene el tipo de cambio de su contrato (40 pesos por dólar). Pero allí se encuentra con un laberinto que también termina en el quirófano. Para jugar en el exterior tiene que aparecer una oferta (a pesar de que su cláusula de rescisión está tasada en US$ 20.000.000, el club lo dejaría ir por menos de la mitad). Para que un club se interese en sus servicios lo tiene que ver jugar. Y para jugar sin inconvenientes, debe operarse.

El tiempo pasa y Pavón no se define. Mientras, Russo lo espera con los brazos abiertos.

Riquelme se dejó ver en Ezeiza
Riquelme se dejó ver en Ezeiza

Riquelme se dejó ver

Como es frecuente desde que asumió como presidente del Consejo de Fútbol, Juan Román Riquelme dijo presente ayer en el Complejo que Boca tiene en Ezeiza (allí están sus oficinas). Lo único diferente es que fue captado por las cámaras de ESPN junto a Blas Giunta (coordinador de las divisiones inferiores), Hugo Ibarra (nexo con el fútbol amateur), Sebastián Battaglia (entrenador de la Reserva) y Raúl Cascini.

Fuente: La Nación

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias