Dimite todo el Gobierno ruso tras anunciar Putin cambios constitucionales en su discurso de la Nación

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, anuncia por sorpresa la renuncia en bloque ante una reforma que daría mayores poderes al Legislativo

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ha anunciado este miércoles la dimisión completa de su Ejecutivo inmediatamente después de que el presidente Vladímir Putin pronunciara su discurso número 16 ante las dos Cámaras del Parlamento. En su alocución Putin ha anunciado profundos cambios constitucionales, entre ellos dotar al Legislativo de mayores poderes frente a la Presidencia y acotar a sólo dos mandatos los que puede estar el jefe del Estado al frente del país.

Según Medvédev, «el presidente marcó una serie de cambios fundamentales en la Constitución» y, una vez se adopten, «el equilibrio de poderes el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial quedará modificado». El recién dimitido jefe del Gobierno ha explicado también que «para permitir que el presidente tome todas las decisiones necesarias a fin de implementar su plan, el actual Gobierno renuncia de conformidad con el artículo 117 de la Constitución» rusa.

Así mismo, Putin ha pedido a Medvédev y a los ministros que continúen en sus puestos hasta la formación de un nuevo Gabinete y les ha agradecido su trabajo. «Quiero expresar mi satisfacción con los resultados obtenidos», señaló durante una reunión mantenida este mismo miércoles con los miembros del Ejecutivo.

El jefe del Kremlin ha declarado también que piensa proponer a Medvédev para el cargo de vicepresidente del Consejo de Seguridad, estamento consultivo encargado de cuestiones relacionadas con la defensa y la seguridad del país, funciones que el dimitido primer ministro ha aceptado.

Uno de los cambios que Putin ha propuesto durante su discurso ha sido el de reforzar los poderes del Parlamento, teniendo a su cargo en adelante la designación del primer ministro y el resto de los miembros del Ejecutivo, sin que el presidente del país tenga sobre tal decisión posibilidad de veto. Como sí sucede ahora. Esto significaría para muchos analistas que el actual jefe del Estado se ve de nuevo, como ya sucedió entre 2008 y 2012, en el puesto de jefe del Gobierno.

Posibles sustitutos

Se barajan muchos candidatos para ser nombrado al frente del Gobierno ruso, desde el actual alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, hasta el titular de Economía, Dmitri Oreshkin.

Tras ocupar cuatro años la Presidencia del país, entre 2008 y 2012, Medvédev fue nombrado por Putin primer ministro. El cargo del jefe del Gobierno reviste una gran importancia en Rusia, ya que, en caso de que le pase algo presidente, sería él quien asumiría el poder de forma interina hasta la convocatoria de elecciones presidenciales.

Los expertos vaticinan que los cambios constitucionales sugeridos por Putin se llevarían a cabo este mismo año y las elecciones legislativas, previstas para el otoño de 2021 se adelantarían a una fecha aún sin determinar.

ABC

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias