Estados Unidos: Trump acusado de injerencia judicial a favor de Roger Stone

Tras la presión del presidente estadounidense para reducir la pena a su amigo Roger Stone, renunciaron los cuatro fiscales que llevaban el caso. La oposición demócrata habla de «abuso de poder» por parte del mandatario.

Un escándalo por injerencia sacudió este martes (12.02.2020) la Justicia estadounidense. El lunes, los cuatro fiscales que llevaban el caso contra Roger Stone, un consultor político de 67 años y amigo del presidente Donald Trump, sugirieron una pena de entre siete y nueve años de prisión.

En noviembre de 2019, Stone fue declarado culpable de siete cargos en relación con la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016. Según la fiscalía, Stone se comunicó con WikiLeaks durante el ciberataque atribuido a piratas rusos a un servidor del Partido Demócrata en 2016, tras el cual la plataforma liderada por Julian Assange difundió correos electrónicos perjudiciales para la rival electoral de Trump, Hillary Clinton.

Después de que el presidente Donald Trump criticara la pena que se había pedido para su exasesor, los cuatro fiscales que llevaban el caso judicial tramitaron este martes su renuncia.

Los fiscales no aclararon por qué querían abandonar el caso, pero su renuncia llegó unas horas después de que el presidente calificara de «horrible y muy injusto» el plan que tenían de pedir entre siete y nueve años de cárcel para Stone, que fue un estrecho colaborador de Trump al inicio de su campaña electoral en 2015.

«Los crímenes reales se cometieron en el otro lado, y a ellos no les pasa nada. ¡No podemos permitir este error en la justicia!», escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Departamento de Justicia recomienda rebajar pena

Más tarde, el Departamento de Justicia actualizó su recomendación de sentencia para Stone, y aunque no precisó una cifra exacta de meses o años de cárcel, sí afirmó que la pena solicitada anteriormente «podría considerarse excesiva y no ajustada a las circunstancias».

El Departamento de Justicia aseguró a varios medios que la decisión de cambiar su recomendación se tomó el lunes por la tarde, horas antes de que Trump emitiera su tuit.

Sin embargo, el episodio generó nuevas acusaciones de que el Departamento de Justicia está cediendo a las presiones de Trump y se está politizando.

La sentencia contra Roger Stone se dará a conocer previsiblemente el próximo 20 de febrero.

¿Violó Trump principio de separación de poderes?

Ante las sospechas de haber presionado a los fiscales, Trump negó cualquier intervención. «No les hablé», dijo, y agregó que «no había estado involucrado en absoluto». Las recomendaciones de sentencia de los fiscales fueron «ridículas», «vergonzosas» y «un insulto a nuestro país», sentenció.

Por su parte, la oposición demócrata cree posible que Trump haya incurrido en «abuso de poder».

VT (efe, afp)

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias