“Fue una bomba biológica”: la definición del alcalde de Bérgamo sobre el partido de Champions League que aceleró los contagios por coronavirus

Giorgio Gori reconoció que posiblemente los 40 mil fanáticos que estuvieron en el estadio para ver Atalanta-Valencia “intercambiaron el virus”. La región de Lombardía registra la mitad de infectados que tiene Italia

Ocurrió el 19 de febrero. Más de 40 mil fanáticos del Atalanta se trasladaron por tierra desde Bérgamo hasta el estadio San Siro de Milán, a unos 55 kilómetros de su ciudad. Faltaban todavía dos semanas para que la Organización Mundial de la Salud declarara a la cepa del Covid-19 del coronavirus como pandemia. Ese partido entre el Atalanta y Valencia, correspondiente a los octavos de final de la Champions League, fue señalado como una “bomba biológica” por el alcalde italiano Giorgio Gori, a cargo de uno de los puntos con más infectados en el mundo.

Ese primer encuentro de la llave entre italianos y españoles es marcado por especialistas médicos como uno de los que apresuró la dispersión del virus en España e Italia, los dos países con más casos en Europa. La máxima autoridad de Bérgamo coincidió con esas apreciaciones de los infectólogos y habló del tema en una entrevista que realizó vía Faceboook con diversos medios integrantes de la Asociación de la Prensa Extranjera. “En Italia el paciente uno apareció el 23 de febrero. Si es verdad que el virus ya circulaba, es muy probable que los 40 mil bergamascos que fueron a la cancha de San Siro hayan intercambiado el virus. Nadie sabía que el virus estaba entre nosotros. Muchos se juntaron para ver el partido en grupos y esa noche hubo un fuerte acelerador de contactos. Algunos que ya tenían el virus se lo pasaron a otros”, explicó sumando al análisis también a aquellos que se reunieron en distintos lugares para ver por televisión un encuentro que fue histórico para el Atalanta, ya que fue la primera vez que participó del máximo certamen de fútbol de ese continente.

La definición coincide con la que dio días atrás el jefe de neumonología del hospital Papa Giovanni XXIII de Bérgamo, Fabiano di Marco: “40.000 ciudadanos de Bérgamo acudieron a San Siro en Milán para ver el Atalanta-Valencia. En autobús, en coche, en tren. Fue una bomba biológica, desafortunadamente”.

Giorgio Gori está al frente de la ciudad con mayor cantidad de contagios (Foto: Shutterstock)
Giorgio Gori está al frente de la ciudad con mayor cantidad de contagios (Foto: Shutterstock)

Las últimas actualizaciones indican que en todo el territorio italiano se registraron más de 69.000 casos y la cifra de muertos ya superó la línea de las 6.000 personas. En ese contexto, la región de Lombardía es la más afectada con la mitad de los casos del país: 30.000 ciudadanos afectados con el virus y más de 1.900 muertes. Precisamente, Bérgamo es la provincia con más casos dentro de esa región: 6.720 enfermos.

“La chispa fue en el hospital de Alzano Lombardo, donde llegó un paciente con una pulmonía que no fue reconocida: infectó a otros pacientes, médicos y enfermeros. Ahí nació el foco del brote. Ese fue el principal problema”, aseguró Gori.

“El partido fue hace un mes; los tiempos coinciden. Es el ambiente ideal para el virus. Miles de personas, a menos de dos centímetros de distancia, entre gritos, abrazos y euforia colectiva. Es probable que a ese partido hayan asistido unos cuantos asintomáticos”, había teorizado el médico inmunólogo local Francesco Le Forche hace algunos días. A ese evento también asistieron unos 3.000 fanáticos del Valencia, una comunidad española que hoy registra más de 2.000 casos.

Aquel encuentro culminó 4-1 a favor de los italianos y el choque de vuelta, que se desarrolló tres semanas más tarde en España, se jugó a puertas cerradas porque la evolución del virus ya era acentuada en buena parte de Europa. Al día siguiente del 4-3 del Atalanta sobre Valencia en el enfrentamiento definitorio, la OMS decretó al coronavirus como una pandemia de manera oficial.

El partido de vuelta se jugó a puertas cerradas: al día siguiente la OMS declaró al coronavirus como pandemia (Foto: Reuters)
El partido de vuelta se jugó a puertas cerradas: al día siguiente la OMS declaró al coronavirus como pandemia (Foto: Reuters)

El escenario en Bérgamo hoy en día es de extrema preocupación. La ciudad “está desierta” y en las últimas 48 horas el gobierno decidió cerrar casi toda la actividad: “Ya nadie se mueve, salvo para hacer las compras”, dijo Gori. En las últimas horas, un grupo de 52 médicos cubanos arribó a Lombardía para ayudar a otros colegas en un panorama de desborde y en las próximas horas aterrizará otro contingente de 31 especialistas desde Rusia: “Unos 140 médicos se enfermaron porque no estaban protegidos. Si de una red de 600 médicos, se pierden 140, todo el servicio se debilita. Ahora llegan voluntarios, médicos recién recibidos, hemos llamado a médicos de estructuras privadas, a jubilados. Además, han llegado también del exterior de Cuba y Rusia; estamos muy agradecidos”.

“Se cree que el virus estaba en Europa desde diciembre 2019 y en enero ya estaban muriendo con él, pero no sabíamos”, aclaró el alcalde de Bérgamo. Estas evaluaciones, en tal caso, refuerzan la teoría de que el encuentro Atalanta-Valencia fue un foco de contagio muy pronunciado. Actualmente, Italia es el segundo país con más infectados en el mundo y España (47.610 contagios) se ubica en el cuarto escalafón detrás de Estados Unidos.

Fuente: Infobae

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias