Las bolsas europeas cotizan con pérdidas mientras el congreso de EEUU no consigue un acuerdo para aprobar el paquete de ayuda económica

Las acciones asiáticas también se desplomaron por el avance del coronavirus y la baja actividad que amenaza los esfuerzos de las autoridades para evitar una profunda recesión global. Caen también el petróleo y el oro

Las principales bolsas europeas abrieron este lunes en fuerte baja de más del 4%, siguiendo la tendencia del cierre de Wall Street el viernes y lo ocurrido antes en las plazas asiáticas, en unos mercados sacudidos por malas noticias empresariales.

Quince minutos después de la apertura, Londres perdía un 4,9 %Fráncfort, un 4,7 %París, un 4,3 %Milán, un 4,1 %; y Madrid, un 4,8 %.

“Los mercados están mostrando nuevamente su temor de que el daño económico sea peor de lo previsto y que la respuesta de los gobiernos y bancos centrales no sea suficiente para prevenir una monstruosa recesión”, dijo el analista Neil Wilson de Markets.com

“James Bullard, presidente de la Fed de Saint Louis, dijo que el desempleo en Estados Unidos podrá alcanzar 30% en el segundo trimestre debido al coronavirus, y advirtió que el PBI podría caer 50%. Esto sería algo sin precedentes”, agregó.

Las acciones asiáticas también se desplomaron, ya que el aumento de cierres nacionales amenaza con contrarrestar los frenéticos esfuerzos de las autoridades para aliviar lo que parece probable sea una profunda recesión mundial.

El dólar se mantenía cerca de un máximo de tres años frente a una cesta de seis destacada monedas, en medio de una aceleración de la huída hacia el dinero en efectivo.

Bombas de extracción de crudo en Midland, Texas, EEUU (REUTERS/Nick Oxford)
Bombas de extracción de crudo en Midland, Texas, EEUU (REUTERS/Nick Oxford)

Petróleo y oro, en caída

El barril de Brent, de referencia en Europa, caía el 4,81%, para una cotización de 25,68 dólares.

Los precios del oro también caían el lunes, ya que los inversores seguían acumulando efectivo: a las 08:25 GMT, el oro al contado bajaba un 0,6%, a 1.488 dólares la onza, tras haber subido hasta un 3,1% en la sesión previa gracias a la ola de estímulos.

“Por el momento, el oro no está sirviendo como refugio (…) Hay un flujo saliente de capital de todas partes”, dijo Vandana Bharti, de SMC Comtrade. “(Los inversores) están deshaciendo sus posiciones. No es algo técnico o de fundamentos: todo es pánico”.

Otro temor es que los bancos centrales tengan que vender oro para comprar dólares mientras la divisa estadounidense sigue fortaleciéndose, dijo Stephen Innes, de AxiCorp.

La pandemia de COVID-19 ha costado la vida a más de 14.400 personas, y mil millones se encuentran confinadas en decenas de países, con la economía frenada y las empresas luchando para mantenerse a flote.

Fuente: Infobae

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias