Mauricio Macri mantendrá hoy una reunión privada con el Rey Felipe VI

El monarca español había estado en marzo de este año en la Argentina, junto a la reina Letizia. En esa ocasión respaldó el “programa de reformas» que estaba implementando el Presidente argentino. Ayer, junto a otros mandatarios que están presentes en la COP25, participó de la ceremonia en el Palacio Real.

En el segundo día en Madrid, Mauricio Macri tendrá una reunión privada con el Rey Felipe VI, una audiencia que le fue confirmada pocas horas antes de viajar desde Buenos Aires. La conversación a agenda abierta y el encuentro especial fue solicitado a último momento por la Argentina, a impronta de Macri, que quiso demostrarle agradecimiento por el respaldo que le dio cuando viajó a Buenos Aires.

Ayer el monarca español recibió a los mandatarios que se hicieron presentes en la COP25 que se está desarrollando en Madrid, en una ceremonia con toda la pompa en el Palacio Real, la residencia oficial de los reyes de España, aunque hace muchos años que ya no viven ahí y sus sofisticadas instalaciones son utilizadas para actividades protocolares.

Hoy, sin embargo, el Presidente argentino saliente será recibido en el Palacio de la Zarzuela, en las afueras de Madrid, donde efectivamente viven Felipe VI y Letizia, ya que se trata de un palacete más pequeño y acogedor como residencia, donde ya vivían Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia, los reyes eméritos.

Felipe VI y Letizia estuvieron a fines de marzo de este año en la Argentina en visita de Estado, que devolvió un viaje de iguales características que realizó Macri dos años antes a España. En el Salón Blanco, apenas llegó a la Casa Rosada, el Rey de España apoyó “las reformas que están en marcha” en la Argentina y se expresó “muy consciente por la situación que están atravesando en términos económicos».

Después, Macri contestó diciendo que “tomamos esta visita como una muestra de afecto y de apoyo a este momento de cambio que estamos emprendiendo los argentinos, haciendo transformaciones profundas que cuestan, que requieren esfuerzos”.

En marzo de este año, los reyes de España, Felipe VI y Letizia, ofrecieron una recepción en honor al presidente Mauricio Macri y la primera dama, Juliana Awada, en el hotel Four Seasons.
En marzo de este año, los reyes de España, Felipe VI y Letizia, ofrecieron una recepción en honor al presidente Mauricio Macri y la primera dama, Juliana Awada, en el hotel Four Seasons.

La visita de Estado de la pareja real española fue la primera de esas características que realizaron a la Argentina en los últimos 30 años. Al otro día de la llegada, el Rey de España y el Presidente argentino compartieron un encuentro con empresarios que se realizó en el Palacio San Martín, donde unos 30 empresarios españoles, casi todos del mundo de la tecnología y la comunicación, debatieron sobre el futuro de las inversiones en el país.

Huele a prehistoria, pero esto sucedió hace apenas nueve meses y, muy probablemente, Felipe VI quiera conocer de primera mano qué fue lo que pasó en la Argentina para que “los esfuerzos” que aplaudió personalmente, hayan caído en saco roto. “Mucho más ahora, que la región parece continuar el camino de la moderación política, tal como puede verse en Uruguay y esperemos que en Bolivia también”, explicó a Infobae un funcionario de la embajada argentina en España.

En la intensa agenda que Felipe VI tuvo en la Argentina (hay que recordar que también viajó a Córdoba a dar apertura al Congreso de la Lengua) se mostró como un monarca informado y formado, empático y profundamente comprometido con el futuro del vínculo entre Iberoamérica y su país.

En el comunicado de prensa que ayer distribuyó Presidencia se informó que Macri ingresó al Palacio Real en una caravana de tres automóviles oficiales del Gobierno argentino, que “ingresaron al monumental Palacio por la plaza que se ubica frente a la Catedral. Posteriormente, los vehículos completaron lentamente el recorrido por el largo patio protegido por centenarias rejas de acero para ingresar a uno de los sectores internos. En ese lugar, el Presidente descendió del segundo vehículo, fue saludado con los honores de rigor y se dirigió a uno de los salones del Palacio, cubierto por paredes tapizadas con hilos de seda y que alguna vez fue la sala de vestir al Rey”.

Fuente: Infobae

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias