Mundial de Rugby: Ramiro Moyano y Joaquín Tuculet, dos pilares de ese fondo que siempre ayuda a Los Puma

El tres cuartos y el fullback palpitan el debut argentino del sábado, contra Francia, en Tokio.

Ramiro Moyano y Joaquín Tuculet, en el J Village de Hirono, en Japón.

Cuando se habla de puntos altos de Los Pumas, la mayoría remite a «los tres del fondo». Se trata de ese trío compuesto por el fullback y los wines -nombres al margen-, que ayudó en los últimos tiempos a mantener vivo el sueño del seleccionado argentino de rugby, más allá de las sucesivas y preocupantes derrotas de los últimos tiempos. Pero esa ilusión se potencia gracias a ellos, a un puñado de días del debut mundialista, que será el sábado en el crucial partido frente a Francia que se jugará en Tokio.

Saben los protagonistas y lo ratifican en cada partido y en cada entrenamiento que la pelea por ocupar esos tres lugares está muy equilibrada. Es consciente de ello Joaquín Tuculet, el que era titular indiscutido en el Mundial 2015, pero que ahora la tendrá bien complicada frente a Emiliano Boffelli, con Juan Cruz Mallía como tercera opción para la camiseta número 15. Y es consciente Ramiro Moyano, uno de los que también venía con la titularidad asegurada, pero que ahora luchará por quedarse con una de las puntas con Santiago Carreras (sobre todo) y Bautista Delguy.

Ambos Pumas son puro optimismo de cara a la recta final del Mundial de Japón.

-Joaquín, ya tenés un Mundial encima. ¿Cómo estabas vos y cómo estaba aquel equipo de Los Pumas en la semana previa al debut frente a Nueva Zelanda, comparándolo con éste que se viene contra Francia?

-Para mí son situaciones diferentes por el tema de la experiencia y por saber que ya viví algunas cosas que están pasando o que van a pasar. Por eso puedo estar más tranquilo. Al grupo lo veo igual, porque también estamos pensando en este partido desde hace cuatro años. Hay un poco de ansiedad y ganas de que llegue el momento del debut, pero, como en 2015, estamos tranquilos por cómo venimos trabajando. Ya llevamos una semana acá y estamos muy bien. El equipo mejora en cada entrenamiento, estamos muy comprometidos y con muchas ganas. Eso da calma.

-Vos, Ramiro, en cambio estás ante tu primer Mundial…

-La verdad es que trato de no estar tan ansioso. Trato de bajar a la tierra y disfrutar cada dia. Es la primera vez que estoy ante una situación de este tipo y las ganas de que empiece el torneo, de que llegue el primer partido, son increíbles y muy fuertes. Pero trato de no gastar esa energía y «no jugar antes», como se dice habitualmente.

Ramiro Moyano y Joaquín Tuculet, en el J Village de Hirono, en Japón.
Foto: Germán García Adrasti / Enviado especial

Ramiro Moyano y Joaquín Tuculet, en el J Village de Hirono, en Japón. Foto: Germán García Adrasti / Enviado especial

-Los tres del fondo parecen estar firmes. No en los nombres de quienes serán titulares, pero sí en las condiciones muy altas en las que llegan ustedes. ¿Lo ves de esa manera?

-Sí. Creo que hay una muy buena competencia. Hay muchos jugadores de nivel, como en todos los demás puestos, pero los fullbacks y los wines están en un punto muy alto. Quizá se deba a la muy buena competencia que hay. Todos están más que calificados y con mucha energía para jugar y eso, particularmente, lo vivo de una manera muy linda. Esperemos que a los que les toque jugar lo hagan de la mejor manera por el bien del equipo.

Parecía perfecta aquella gira de Jaguares por Oceanía en 2018, con esas cuatro victorias cosechadas en Australia y en Nueva Zelanda, que invitaban a soñar con una clasificación inédita en el Super Rugby. Pero una sensación fea se notó en las palabras de Mario Ledesma, todavía entrenador de la franquicia argentina, tras la histórica victoria ante Chiefs de Rotorua.

«Tucu terminó con una molestia media rara en una rodilla», declaró el hoy head coach de Los Pumas. Esa presunción de Ledesma se hizo realidad y «Tucu» (Tuculet) terminó operándose por la rotura de los ligamentos de la rodilla izquierda. Seis meses sin rugby, recuperación y titularidad perdida a manos de Boffelli.

«Este plantel tiene una gran competencia. Ahora hay más equipos y más jugadores y eso nos potenció -señala el platense-. Con ‘Boffe‘ venimos compitiendo sanamente. Es un gran jugador y un amigo y tiramos para el mismo lado, empujando por el equipo y con un mismo objetivo. Es una competencia que nos hizo crecer en el rendimiento a los dos«.

El tucumano Moyano fue otro que sufrió una lesión inoportuna, aunque mucho menos grave: se desgarró en la pierna izquierda hace tres meses, también jugando para Jaguares. El staff médico de Los Pumas lo llevó despacio y está listo para cumplir aquel sueño que empezó a pergeñar a los 17 años, con el seleccionado de bronce de 2007.

«Cuando digo Los Pumas, lo primero que se me viene a la cabeza son los partidos contra Francia de aquel Mundial: el primero y el último por el tercer puesto. Capaz que antes veía los partidos pero no les prestaba tanta atención. Pero en 2007 decía: ‘Qué locura sería estar ahí’. Y detrás de ese deseo pensaba que me encantaría estar. Me acuerdo de varios jugadores, pero sobre todo de Juan Hernández, al que todos los chicos queríamos imitar. Aquellos partidos y ese torneo me quedaron grabados«, sostiene.

El plantel de Los Pumas, unido en el entrenamiento  en el J Village.
Foto: Germán García Adrasti / Enviado especial

El plantel de Los Pumas, unido en el entrenamiento en el J Village. Foto: Germán García Adrasti / Enviado especial

-Joaquín, ¿será Francia el rival a vencer para clasificarse a los cuartos de final?

-Tendremos un primer partido muy importante, porque con el rival, en los papeles, estamos parejos y se convirtió en un clásico en los últimos años. Pero a Inglaterra se le puede ganar y se puede perder y también será parejo. Y Tonga y Estados Unidos tratarán de complicarnos. Es un grupo duro, pero venimos entrenando para que salgan bien las cosas. Por eso todos tenemos que estar preparados para cuando el equipo nos necesite. En definitiva, hay que pensar en los cuatro partidos y en que los cuatro rivales son importantes.

-Ramiro, ¿te planteás el objetivo de una determinada cantidad de tries?

-No. Mi objetivo es jugar la mayor cantidad de tiempo y de partidos posible y darle seguridad al equipo. No pienso en otra cosa.

Ellos son dos de «los tres del fondo». Ellos sí piensan en algo y coinciden: quieren llevar a Los Pumas a lo más alto.

Fuente: Clarín

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias