Pilar Ruiz presenta «Bailan las almas en llantas», poética sobre el deseo y la violencia

La dramaturga y directora es responsable de la obra en la que sembró un mundo partiendo del clásico “Romeo y Julieta” y luego versificó para hablar de “la convivencia constante de los opuestos en tensión”

La dramaturga y directora Pilar Ruiz presenta, los domingos a las 17, en el Teatro del Pueblo “Bailan las almas en llantas”, obra en la que sembró un mundo partiendo del clásico “Romeo y Julieta” y luego versificó para hablar de “la convivencia constante de los opuestos en tensión”.

“En la entraña de esta historia veremos la desventura fatal de les pibes que aman sin gloria, de les pibes que nacieron para arriesgar”, indica en un pasaje el prólogo de la nueva pieza de Pilar Ruiz, dando pie a un relato que dialoga con los conflictos de clase y la violencia, ambos abordados desde un lugar poético.

Luego del suceso de su unipersonal “Suyay” -que agregó dos funciones el 18 y 25 de septiembre, a las 18, en Espacio Callejón-, Ruiz presenta este espectáculo que transcurre en un asentamiento local, cuya trama se desata en una noche primaveral cuando dos adolescentes, Valu y Julio, se enamoran bailando una cumbia.

A partir de ese encuentro e impulsados por un deseo irrefrenable, ambos harán lo imposible para doblegar sus destinos y concretar su amor a pesar de las grandes diferencias entre sus familias.

«Vivimos en un sistema capitalista-hetero-patriarcal y clasista cuya estructura es violenta. La violencia no distingue clase social. Pero sí el discurso que se construye ante ciertos sectores, distingue clases sociales porque es un discurso construido por los sectores de privilegio.
PILAR RUÍZ

Camila Conte Roberts, Daniel Begino, Federico Martínez, Fran Bert, Jesús Catalino, Joaquín Gallardo, Juan Tupac Soler, Lola Banfi, Matías Méndez y Romina Oslé integran el elenco de la puesta que puede verse los domingos a las 17 en la sala ubicada en Lavalle 3636 y cuyas entradas pueden adquirirse en Alternativa Teatral.

“Pienso que la obra es la convivencia constante de los opuestos en tensión. Su espíritu puede ser: una tragedia con pasitos de cumbia; un trap melancólico, unas llantas más rápidas que una bala”, definió Pilar Ruiz, quien además es actriz y docente, graduada de Profesora de Artes en Teatro (UNA), donde actualmente cursa la maestría en Teatro y Artes Performáticas.

Télam: En “Bailan las almas en llantas” el deseo se ve oprimido y esto lleva al peor desenlace, como ocurre en “Romeo y Julieta”. ¿Partiste de este clásico de la literatura universal para hablar de una sociedad que oprime, donde los mandatos impiden concretar el deseo de dos adolescentes en este caso?

Pilar Ruiz: En los materiales que escribo y dirijo, suele estar muy presente el deseo oprimido, pulsando con fuerza. Pienso que, si la opresión es estructurante del sistema en el que vivimos, el deseo y la desobediencia son la respuesta.

T: ¿Cómo nace la idea de contar esta historia de amor en donde aparecen los conflictos de clase y una realidad dura contada desde un lugar poético?

PR: Lo primero que pulsó a escribir la obra, fue una situación de violencia institucional que vivió un estudiante en el 2014. Desde ese momento me pregunté cómo abordar ese universo sin caer en cierta mirada cultural más industrializada que suele criminalizar y estigmatizar determinadas realidades. El cómo es la pregunta que atravesó todo el proceso de escritura del texto y de ensayos. Sostener la pregunta durante todo el proceso creativo fue develando los procedimientos, tanto el uso del verso y la rima, como primer distanciamiento, así como otros tantos que arman el dispositivo escénico.

T: La marginalidad, el hambre y las drogas, son algunos de los temas que toca la obra, ¿cómo fue la experiencia de tratar estos temas en verso? ¿Cómo fue el proceso de ese trabajo?

PR: Por lo general, no comienzo a escribir los materiales pensando en los temas, porque puede terminar siendo un material muy cristalizado. Suelo escribir sumergiéndome en la sensorialidad que está en juego en el universo planteado. Ese trabajo sensorial, de algún modo, es lo que termina escribiendo la obra y configurando los temas. Pero en este caso en particular además trabajé específicamente sobre los conceptos de estructura y poesía. Primero sembré el mundo, tracé las peripecias de los personajes teniendo como estructura base “Romeo y Julieta” y luego lo versifiqué.

T; ¿Cuál fue el desafío más grande en el hacer poesía con una realidad violenta, sin juzgar y caer en lugares comunes?

PR: Vivimos en un sistema capitalista-hetero-patriarcal y clasista cuya estructura es violenta. La violencia no distingue clase social. Pero sí el discurso que se construye ante ciertos sectores, distingue clases sociales porque es un discurso construido por los sectores de privilegio. Quizás, dejar de caer en esos lugares, que se llaman comunes, implica en primera instancia reconocer los privilegios para dejar de reproducir esos discursos, deconstruirlos para habilitar otras formas, otros modos de estar en el mundo. En esa deconstrucción, el surgimiento de la poesía.

T: ¿Cómo estás viviendo este presente en tu carrera? ¿Cómo recibís el reconocimiento?

PR: Lo vivo como un presente lleno de trabajo. Un presente en el que conviven el deseo, eso que motoriza y sostiene el hacer, y la responsabilidad como trabajadora de la cultura, siendo consciente del capital cultural, simbólico e identitario del hacer. En relación al reconocimiento, me interesa aquel que trae más trabajo, aquel que habilita nuevos espacios de construcción junto a otres.

T: ¿Estás trabajando en nuevos proyectos?

PR: Ya estoy trabajando en un nuevo proyecto, “Aire de montaña”, que tiene la posibilidad de materializarse a partir de haber ganado el premio CTBA + Banco Ciudad; y también estoy comenzando un proceso de investigación sobre la vida y obra de María Gabriela Epumer, proyecto al que se le otorgó una de las becas de Creación de Fondo Nacional de las Artes.

Fuente: Telam

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias